viernes, 20 de septiembre de 2013

QUE NO HACER SOBRE UNA PLATAFORMA VIBRATORIA I

Copyright © Luis Perea 2013. Todos los derechos reservados. Cualquier copia, duplicación o uso del contenido de este artículo está prohibido salvo autorización previa del autor.


Comienzo esta serie de post sobre los errores que se cometen sobre las plataformas vibratorias, que debido a la complicación técnica y a la documentación que es necesario consultar, dividiré en varias partes. 

Estuve al frente de la formación de Power Plate desde sus inicios, cuando el Dr. Tramullas y Johan Cruyff llevaban su distribución. Mi relación con ambos, me facilitó conocer este estupendo aparato e implementarlo es mis entrenamientos y en los de mis clientes. Pero fue de la mano de la empresa Tecnosport cuando el uso de este tipo de sistemas “despegó” y se popularizó su uso en centros deportivos, centros de estética etc. Actualmente sigo utilizando Power Plate en los tratamientos clínicos, programas postoperatorios etc y ha pasado a ser una herramienta de trabajo indispensable.


Se trata sin embargo, de un sistema que por su misma “mecánica de funcionamiento” (en términos fisiológicos), debe utilizarse ateniéndose a varias precauciones y evitando realizar ciertos ejercicios y posturas, unas veces porque son potencialmente peligrosos, y otras veces porque no añaden ninguna ventaja funcional añadida en comparación con el ejercicio fuera de la plataforma.

No profundizaré demasiado en la parte nerviosa ni en la parte fisiológica o neuromuscular en cuanto a la razón del porque se produce la contracción muscular, ya que creo que a estas alturas, esto está ya muy claro. Pero me gustaría hacer varias puntualizaciones en cuanto a ejercicios y posturas que bajo un criterio específicamente biomecánico y por supuesto fisiológico, no añade nada realizarlos en presencia de vibración. 



En cuanto a propioceptores, receptóres cutáneos, receptores tendinosos etc. recordemos que el estímulo nervioso que produce la vibración y que induce a la contracción muscular obedece a una regla primordial: la VERTICALIDAD, es decir, es un estímulo que actúa de forma axial y solo axial. El mecanismo es el siguiente:

Las fibras intrafusales se contraen por varias razones, generalmente como respuesta a: la acción de las Gamma motoneuronas, la acción directa de la gravedad (por eso el músculo se tensa de forma automática al ponernos de pie, por ejemplo), o por un impacto dirigido sobre el tendón o sobre la estructura mecanoreceptora (como en una plataforma vibratoria por ejemplo o como el impacto del pié al impactar sobre el terreno al correr o como en los test de reflejos), el receptor anuloespiral descarga, enviando la información al sistema nervioso segmentario, por medio de las fibras aferentes del nervio periférico. La información llega al cuerno dorsal, desde donde es trasmitida al cuerno ventral a través de interneuronas. El cuerno ventral (Alfa motoneuronas) da respuesta al estímulo, produciendo la contracción de la fibras extrafusales.



Error 1: Colocar la rodilla sobre la plataforma


La pregunta es: ¿para qué? En esta postura los receptores cinestésicos articulares existentes en las cápsulas articulares de las rótulas van a ser bloqueados por dos factores: 1. La flexión total, 2. La presión de toda la estructura rotuliana sobre la propia plataforma.

Incluso podría añadir una tercera razón del porqué este ejercicio me parece absolutamente inútil: el órgano tendinoso de Golgi, está diseñado para percibir la tensión global aplicada a los tendones, y por este medio informa al SNC buscando la respuesta motora. Recordemos que estos receptores perciben el grado de angulación de las articulaciones y la rapidez con la cual se modifica el grado de angulación. 

Sin embargo, para que exista tensión sobre el tendón debe existir necesariamente una palanca articular y en esta postura, ni la estructura distal con respecto a la rótula ni la estructura distal con respecto a la cadera son sometidas a palanca alguna, por lo que difícilmente existirá acción motora por parte de la estructura muscular, sencillamente porque en el caso del cuadríceps, femoral y toda la musculatura periférica al fémur sus insercciones quedan inutilizadas biomecánicamente ya que solo UNA articulación está involucrada en cuanto al reflejo se refiere y una de las reglas básicas de la vibración es que deben haber DOS ariculaciones receptoras de la vibración en cadena AXIAL. Como vemos, la carga vibratoria en el caso de tibia y peroné en este caso es SAGITAL, por lo que su efecto sobre los receptores mencionados es CERO.



Vemos en la figura 4. como el huso muscular como receptor sensorial propioceptor está situado en forma longitudinal en relación a las insercciones musculares.


Otro de los motivos de la absoluta contraindicación de este ejercicio es la compresión de la rótula contra el surco femoro patelar. Es importante destacar, que la rodilla está diseñada para soportar muy eficientemente cargas AXIALES, pero no cargas SAGITALES. Por tanto, el ejercicio en si mismo, generará presión más allá de lo aconsejable sobre el ligamento rotuliano, el ligamento colateral medio y lateral, y muy posiblemente sobre el menisco. Como NO sabemos el estado general de toda la estructura, ¿qué sentido tiene generar microimpactos y compromiso de espacio entre la rótula y las estructuras óseas y tendinosas inmediatamente posteriores? Y mas, sabiendo que el efecto muscular es nulo... El daño sobre superficies articulares en este caso es mas que evidente. Eso si: para llenar póster queda muy bien, pero solo para eso. De hecho, realizando un test funcional según la escala WOMAC, observaremos como los patrones propioceptivos descienden, es más: los marcadores inflamatorios se ven negativamente alterados al realizar este tipo de ejercicios. Al final es necesario apuntar que una plataforma vibratoria es una máquina para trabajar principalmente de pie.



Por desgracia, la necesidad de añadir variedad a los programas de ejercicios por una parte, y el desconocimiento fisiológico de porque y como actúa la vibración, hace que en muchas ocasiones el factor de riesgo-beneficio no esté muy equilibrado y observamos estos ejercicios continuamente en las salas de nuestros centros deportivos. A partir de ahí surge siempre la pregunta en la mayoría de los cursos: ¿y si trabajo a baja frecuencia?, y de nuevo volvemos a la primera pregunta: ¿para qué?.


Tratando patologías de rodilla mediante vibración

Observamos sin embargo, que correctamente utilizada, la "terapia vibracional", puede configurarse como un excelente aliado en el tratamiento de patologías de rodilla. Algunos estudios referencian el tratamiento de la osteoartritis, rotura y desgaste de cartílago (a menudo referida como una ruptura de meniscos), dolor patelofemoral (dolor por debajo de la rodilla) y esguinces de ligamento o tendón, como los grandes campos de trabajo al respecto en base sobretodo a la activación neuromuscular, la demanda y posterior mejora de la activación de los propioceptores y al incremento del volumen circulatorio.

Por otra parte, la mayoría de patologías de rodilla cursan con inflamación (como en la artrítis crónica y aguda), casi siempre responsables de interferir con la actividad muscular local por compromiso de espacio, puesto que la inflamación también ocupa un espacio en el interior de la articulación y genera una mayor limitación en la biomecánica del movimiento. Por todo ello, el elevado número de contracciones musculares y su respuesta a nivel linfático y circulatorio, puede ayudar a la eliminación rápida y eficiente del exceso de líquido en la articulación.


Luis Perea


Bibliografía:


Simão AP, Avelar NC, Tossige-Gomes R, Neves CD, Mendonça VA, Miranda AS, Teixeira MM, Teixeira AL, Andrade AP, Coimbra CC, & Lacerda AC (2012). Functional performance and inflammatory cytokines after squat exercises and whole-body vibration in elderly individuals with knee osteoarthritis. Archives of physical medicine and rehabilitation, 93 (10), 1692-700 PMID: 22546535

Escobar A, Vrotsou K, Bilbao A, Quintana JM, García Pérez L, Herrera-Espiñeira C. Validation of a short form of the function dimension of the WOMAC questionnaire Gac Sanit. 2011 Nov-Dec;25(6):513-8. Epub 2011 Sep 25. PMID: 21945068

ABREU, SSE  and  CALDAS, CP. Gait speed, balance and age: a correlational study among elderly women with and without participation in a therapeutic exercise program. Rev. bras. fisioter.[online]. 2008, vol.12, n.4, pp. 324-330. Link
Dina Brooks and Sherra Solway. ATS statement on six-minute walk test Am. J. Respir. Crit. Care Med.May 1, 2003 vol. 167 no. 91287 Link


4 comentarios:

  1. Un artículo interesantísimo para personas que como yo somos practicantes habituales de deporte, running en mi caso.
    He valorado la conveniencia de adquirir una plataforma vibratoria para ayudarme a mejorar los tiempos y este tipo de artículos me es de gran ayuda.

    ResponderEliminar
  2. Elije bien la marca entonces... pero te aconsejo probarla antes! Un saludo

    ResponderEliminar
  3. muy buen artículo!! tengo una my5 y un esguince colateral interno de grado I/II, crees que puedo utilizarla sin problemas? Muchas gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva. Gracias por tus comentarios. Primero deberías recuperar totalmente ese esguince (un mes mas o menos). Posteriormente ya podrías entrenar con tu my5 pero en progresión y realizando diferentes ejercicios de acondicionamiento. Un saludo

      Eliminar